¿TE DETIENES A JUGAR O SIGUES CAMINANDO?

Menú principal

ciudad lúdica taller exploratorio
Credits:

Ciudad Lúdica http://labcd.mx/activacion-subterranea/

Como parte de la continua investigación y experimentación para desarrollar la iniciativa "Ciudad Lúdica", el Laboratorio para la Ciudad de México ha realizado un taller exploratorio en torno a las posibilidades del juego como herramienta de aprendizaje y potencializador de creatividad y pensamiento crítico, co-diseñado por Amica Dall, fundadora y coordinadora de proyectos en Assemble.

Durante los días 13 y 14 de febrero se realizó de forma conjunta un taller lúdico-exploratorio guiado por una simple incógnita: si los niños tuviesen carta blanca para construir lugares que fomenten el juego en espacios poco convencionales, ¿qué es lo que harían?

Ese fin de semana se habilitó un espacio de juego en dos zonas distintas de la ciudad de México: por una parte el Espacio de Paz, un área en la estación Mixcoac de la Línea 12 del Metro que se construyó para ser una conexión a otra línea, pero que actualmente se encuentra en desuso y, por otra, el parque de la Alameda de Santa María, un espacio muy frecuentado por niños y niñas acompañados por sus padres.

ciudad lúdica taller exploratorio metro     ciudad lúdica taller exploratorio parque

Estación Mixcoac                                                                                 Parque de la Alameda de Santa María

Después de contrastar la interacción de los participantes en el taller, se concluyó que debido a factores urbanos que parecen estar fuera de control por parte de la ciudadanía, como el crecimiento irregular de los asentamientos, la movilidad fragmentada y la inseguridad, la realidad es que la espontaneidad lúdica propia de los niños –e incluso adultos– se ve relegada a los parques. La espontaneidad es limitada por las pocas horas en que los padres pueden acompañar a sus hijos al exterior y suplantada por el celular, las tabletas y videojuegos.

Los dos días de intervención demostraron que cualquier espacio puede transformarse en un entorno lúdico. Lo más interesante de este pequeño experimento colaborativo fue el contraste: el factor sorpresa favoreció la participación en un espacio poco convencional y en un espacio que ya forma parte del imaginario colectivo como espacio de juego.

Para más información sobre el taller, clique aquí